Instrucciones

Cultive Chia usted mismo: así es como se cultiva la planta milagrosa


Para los antiguos mayas eran un alimento básico, para nosotros son una cura milagrosa: las semillas de chía. Pero por qué, por qué, por qué? ¿Y puedes cultivar Chia tú mismo?

Las semillas de chía son extremadamente saludables.

Los alimentos aparecen una y otra vez en la prensa que se dice que tienen un efecto positivo en nuestra salud y apariencia. Hace algún tiempo, estas eran, por ejemplo, las bayas de goji o las bayas de acai, que muchos ahora incluso cultivan en su propio jardín. Actualmente, todos hablan de las semillas de chía, que se dice que hacen mucho por nuestro cuerpo.

Celebridades estadounidenses como Miranda Kerr, Gwyneth Paltrow u Oprah Winfrey ahora juran por esta comida. Incluso es parte de su dieta diaria. No menos porque las semillas de chía son muy versátiles, sino porque también deberían ayudarte a perder peso.

Y lo mejor es que puede usarlo para preparar innumerables recetas veganas, que seguramente deberían adaptarse a muchas mujeres conscientes de la salud. Las semillas también tienen un sabor neutro. Por lo tanto, se pueden usar para muchos platos sin cambiar su aroma. Pero, ¿qué tiene realmente esta semilla milagrosa de México?

Ingredientes de las semillas de chía.

Las semillas de chía no son un alimento recién descubierto, porque en México las personas conocen los efectos positivos de estas semillas durante varios cientos de años. Estos deberían tener un efecto positivo en nuestro organismo de muchas maneras. No solo lo ayudan a perder peso, sino que también fortalecen el sistema inmunológico, mejoran la tez e incluso retrasan el proceso de envejecimiento. Por lo tanto, tiene que ser una verdadera cura milagrosa de la naturaleza.

Para poder comprender estas extraordinariamente muchas propiedades positivas, simplemente debe echar un vistazo a los ingredientes de las semillas: en primer lugar, tienen un contenido muy alto de proteínas, es decir, proteínas, con las que otros cereales o semillas no pueden mantenerse al día. También contiene una gran cantidad de calcio, incluso más que en la leche. Luego están los valiosos ácidos grasos omega, boro, vitamina A, vitamina E, vitamina D, vitamina K, antioxidantes y hierro.

¿Por qué las semillas de chía son tan saludables?

Después de echar un vistazo a los ingredientes, debería quedar claro por qué las semillas de chía son tan saludables. Sin embargo, nos gustaría echar un vistazo más de cerca a la importancia de algunos ingredientes especiales.

Acids Ácidos grasos Omega-6 y Omega-3:

Nuestro cuerpo necesita ácidos grasos esenciales, pero el organismo no puede producir ácidos grasos omega-6 y omega-3 por sí mismo. El pescado sería el número 1 en términos de comida, pero no a todos les gusta. Las semillas de chía son una alternativa perfecta. Incluso tienen un contenido mucho más alto de ácidos grasos omega-6 y omega-3 que el pescado. Incluso el salmón no puede seguir el ritmo.

Y eso es exactamente lo que nuestros cuerpos necesitan. Por un lado, para garantizar una presión arterial equilibrada y, por otro lado, para proteger contra las enfermedades del corazón. Las semillas de chía también ayudan a reparar el tejido dañado, prevenir la diabetes y eliminar las bacterias dañinas del tracto gastrointestinal.

➤ Antioxidantes:

Cuando se trata de remedios contra el envejecimiento, la mayoría de las personas prestarán atención. Los antioxidantes que contiene son responsables del efecto antienvejecimiento de la semilla de chía. Estos protegen nuestras células de las influencias externas (como la radiación UV), que aceleran el envejecimiento de la piel. Las propiedades antioxidantes de las semillas de chía son incluso mejores que las de las bayas de goji o los arándanos.

Las semillas de chía te ayudan a perder peso

Las semillas de chía han llamado la atención no solo por sus ingredientes saludables, sino sobre todo por su efecto de apoyo en la pérdida de peso. Esto se debe a que este alimento se satura durante un tiempo particularmente largo, por lo que puede reducir fácilmente la ingesta de alimentos sin sentir constantemente hambre.

Para hacer esto, las semillas simplemente se deben remojar en agua antes de usarlas para que se forme el llamado gel de chía (ver imagen). Debido a la consistencia, las semillas gelificadas llenan el estómago durante mucho tiempo. Además, la conversión de carbohidratos en azúcar se ralentiza. De esta manera, la energía en el cuerpo se retiene por más tiempo, lo que beneficia principalmente a los atletas.

Cultiva Chia tú mismo

¿Tienes curiosidad? Luego solo compre las semillas en la tienda de alimentos saludables. O puedes cultivar Chia tú mismo. Aquí hay una guía:

➥ Paso 1:

Debería preferir las semillas de chia en el interior en primavera (consejo de lectura: sembrar semillas: se presentan 4 formas fáciles). La siembra de grano único es óptima. Solo debes cubrir las semillas con un poco de tierra y mantenerlas húmedas después. ¡Definitivamente deberías evitar el anegamiento!

2 Paso 2:

Una vez que las plantas hayan alcanzado un tamaño de aproximadamente 5 centímetros, puede plantarlas en el jardín. La ubicación debe ser soleada o parcialmente sombreada.

Consejo:
También puedes convertir las plántulas de chía en tinas. Sin embargo, debe asegurarse de que nunca haya anegamiento en el balde.

3 Paso 3:

Ahora es tiempo de esperar. Las plantas de chía florecerán maravillosamente en septiembre. En otoño (septiembre a noviembre) puede cosechar las semillas.